Aromas de invierno

La capacidad evocadora del sentido del olfato nos permite relacionar y almacenar, durante mucho tiempo, ciertos recuerdos que vienen vinculados de manera inequívoca a sus correspondientes aromas. No importa si hablamos de un lugar, una época o un acontecimiento, nuestros recuerdos tienen olores que podemos identificar. 

Mucha gente actualiza aunque sea de manera sutil el aspecto de su casa según la estación del año. El invierno quizá sea la estación en la que más disfrutamos de nuestro hogar. Recogernos en nuestras casas rodeados de un cálido bienestar es algo que podemos potenciar con la ayuda de aromas cálidos para el invierno. Además, es una época en la que tendemos a aislar del exterior nuestros hogares y también a pasar mucho más tiempo en ellos o a cocinar alimentos que inundan de olores nuestra casa. Por tanto, es la época ideal para encontrar el aroma de invierno que más nos evoque y nos haga sentir bien y emplearlo para maximizar las sensaciones de bienestar.

Elige aromas que bajen el ritmo, que te relajen, como el café, chocolate, té y otras hierbas que tomamos en infusiones como la manzanilla, estos aromas son perfectos para vestir el ambiente de nuestro hogar en invierno , puesto que nos recuerda automáticamente al placer de beber algo dulce, aromático y cálido.

  • Almendras: Sin duda este fruto seco es la estrella de un alto porcentaje de recetas navideñas. Por tanto tiene todo el sentido dejar que impregne nuestro hogar en la época invernal. Con la vainilla ocurre algo parecido, y combina de manera excelente con el chocolate para recordarnos ricos postres.
  • Canela, naranja, clavo y mandarina: Estos aromas combinados entre sí nos transmiten por un lado la sensación fragante de pelar una fruta de temporada y por otro el recuerdo a mezclas de especias que están presentes en nuestros guisos y repostería más típicos del invierno. 
  • Madera fresca: el aroma inconfundible de algunos árboles (pinos, cipreses, abetos, etc.)  nos recuerda inmediatamente a paisajes nevados, a latitudes muy al norte, representativas del más vistoso de los inviernos, y también, de nuevo, a la navidad. 
  • Lavanda: Un aroma que transmite paz. Al percibirlo se nota un efecto tranquilizador e incluso sedante. También sirven para luchar contra la depresión, así que es uno de esos aromas para el invierno.
  • Enebro: Este aroma es perfecto para la lectura. Nada más apetecible en una fría tarde de invierno, que sentarse a leer un buen libro, con una manta, al tiempo que se percibe el olor a madera de enebro.
  • Manzanilla: Es una infusión que genera mucho bienestar. Del mismo modo, el olor relaja y genera un gran relax a los que lo perciben.
  • Café: El café siempre se asocia al hogar. Pocas cosas hay tan hogareñas como un café recién hecho a cualquier hora del día. Disponer de este olor en los fríos días de invierno, ayudará a que tus clientes se sientan mucho mejor en tu negocio. También puedes disfrutar de este aroma en tu hogar.
  • Chocolate: El chocolate también es un perfume adecuado en el invierno. El chocolate es muy utilizado durante este periodo, entre otras cosas por lo reconstituyente que resultan las tazas de chocolate caliente, los bombones y otros alimentos a base de este delicioso ingrediente.
  • Vainilla: Otro olor que transmite paz, que relaja y que evoca a momentos agradables del pasado, es la vainilla. Aromatiza tu negocio con vainilla durante el invierno y verás cómo tus clientes pasan más tiempo dentro de tu local. En el hogar te ayudará a sobrellevar los días cortos y las largas y gélidas tardes invernales.