10% de descuento en TODA la tienda + Envío gratis a todo México en pedidos arriba de $2,000 MXN

Por qué vale la pena invertir en un odotipo

Las estrategias de venta son tan antiguas como el mismo comercio y desde hace tiempo que existen productos con olor para incentivar la necesidad de compra. La mercadotecnia enfocada al aroma no es algo nuevo.

Sin embargo, ahora es cuando se está más consciente sobre el sentido del olfato y el efecto que puede tener. Cada vez más, hay empresas buscando sacar el máximo provecho de este sentido. Hoy en día, existen varios estudios de este fenómeno y los resultados son realmente positivos tanto para el consumidor como para el empleado.

Mientras se sabe que un aroma personalizado y estratégico puede crear una atmósfera que atraiga a los consumidores, estudios también han demostrado lo siguientes factores respecto al aromarketing.

Retención de clientes en tienda

Se ha demostrado que los clientes tienden a permanecer más tiempo en tienda cuando perciben un olor placentero ya que este crea un ambiente acogedor. Aproximadamente, el 40% de los clientes que perciben un aroma de su agrado al entrar a una tienda, aumentan el tiempo de estadía hasta un 20%, favoreciendo la decisión de compra.

Aumento de ventas

Un estudio llevado a cabo por Lindstrom y Kotler demostró que, aproximadamente, el 80% de los consumidores de un determinado producto eran más susceptibles a efectuar la compra en una tienda aromatizada a que en una sin aroma.

En el mismo estudio se descubrió que los consumidores están dispuestos a pagar más por un producto por el simple de hecho de estar vendiéndose en un espacio aromatizado. Por ejemplo, los casinos suelen tener fragancias florales incorporadas en sus espacios ya que los apostadores gastan el 45% más en un casino aromatizado con este tipo de aromas a que en uno sin.

Impresiones duraderas

A través del aroma, las marcas pueden crear impresiones y experiencias positivas en el consumidor que duren más tiempo en su memoria. La memoria olfativa tiende a desvanecer un 40% mientras que la memoria visual se desvanece un 60%. Dicho esto, podemos recordar con más facilidad algo que olemos a algo que vemos.

Mejora la productividad

Se sabe que un empleado es más efectivo y eficiente si está contento. También, es bien sabido que los aromas pueden influir en el estado de ánimo de las personas. Existen notas aromáticas que pueden llegar a ser energizantes y eliminar el estrés para mantener a los empleados más alerta y con mejor disposición. Un estudio demostró que una oficina aromatizada estratégicamente puede aumentar su productividad un 30%. Por ejemplo, está comprobado que la lavanda ayuda a disminuir el famoso error de dedo cuando se trabaja en la computadora.

Se trata de estimular el sentido con la intención de lograr que cada compra se traduzca para los consumidores un placer sensorial, con la intención de lograr un mayor consumo, repetición de compra, lealtad y empatía con la marca.